masajista madura tantra barcelona
Blog de Tantra

¿QUÉ ES EL TANTRA PARA MÍ?

Mi despertar interior con el masaje tántrico

¿Qué es el Tantra? La profundidad del tema es tal, que no da este artículo para definir en qué consiste la filosofía tántrica. Pero si voy a dar mi testimonio personal de la trascendencia que ha supuesto el Tantra en mi vida, cómo lo descubrí y el maravilloso recorrido que he experimentado desde del despertar interno de mi propia esencia. Soy una masajista madura orgullosa y enamorada de mi trabajo.

Ante todo debo decir que el Tantra es una filosofía de vida, más que un conjunto de técnicas o solamente el masaje tántrico. Me gusta la definición de “el yoga del tacto”. Para ser un yogui o un tantrika hay que dominar varios aspectos: la energía, la respiración y el tacto consciente. Es importante entenderlo como un vehículo para conocer y manifestar la verdad de quienes somos. La sadhana o práctica de un discípulo aprendiz de Tantra enseña, por ejemplo, la manera de trabajar y elevar la energía sexual, en cada masaje tántrico. También ayuda a despertar los chacras abriéndolos y transformando los bloqueos en amor consciente. Liberar los bloqueos, traumas y condicionamientos puede ser un proceso duro, pero necesario para liberarnos totalmente de los apegos a lo material y emocional de nuestra vida.

Aprendí las técnicas de manejo de energía sexual y meditación realizando varios cursos de Tantra y talleres de masaje tántrico. Quiero destacar dos grandes maestros de los que he aprendido y sigo aprendiendo: en primer lugar, Elma Roura, la maestra tántrica con quien me inicié, y en segundo lugar a Gerard Ribó, con quien sigo aprendiendo y profundizando en lo que es el verdadero Tantra. Fue una experiencia muy enriquecedora la de compartir y aprender de ellos. Ambos me dijeron que es un camino largo de trabajo personal y evolución posiblemente uno de los mas completos y adecuados para nuestros días, pues integra aspectos de meditación, yoga, masaje tántrico, que nos ayudan a crecer, no sólo individualmente, sino también a través de nuestras relación de pareja.

El masaje erótico y el Tantra

“El masaje Tantra incluye algo de erotismo, sin embargo en el masaje erótico no incluye Tantra” Osho

Tal y como decía el maestro Osho, comparto este concepto totalmente ya que hablamos de dos conceptos diferentes. El masaje tántrico trata de elevar energía sexual y hacer que se muevan emociones estancadas para trascender el ego, mientras el masaje erótico es puramente sexual. Ambos son terapéuticos y beneficiosos. Erotismo y sensualidad están muy relacionados, aunque no signifiquen lo mismo. Estos dos masajes tienen la intención de estimular o excitar a las personas haciendo uso de todas las técnicas a nuestro alcance.

Más allá del masaje erótico, la seducción está presente cada día de nuestra vida, con una mirada profunda, al pasar al lado de alguien que te atrae, al susurrar al oído, al rozar la piel suavemente o al sorprender a tu pareja con lencería fina y sensual (algo que hace que la noche sea especialmente mejor). Por todo esto y más, el erotismo es un comportamiento cultural que sobrepasa la sexualidad. Cada persona manifiesta el erotismo de distintas maneras, desde una cena Romántica en la playa hasta una sesión de sadomasoquismo, un trío o intercambio de pareja, todas son formas de vivir la sexualidad y el erotismo. Debemos ser honestos y definir que es para nosotros agradable y erótico, comunicarlo a nuestra pareja. De un modo parecido al proceso que hacemos al dar o recibir un masaje tántrico o sanación sexual para nuestra integración física y psicológica es necesario dar y recibir con el corazón abierto honestamente.

Tantra para hombres – El masaje Lingam

En mi caso personal, después de hacer los cursos de Tantra, he aprendido a ser más honesta conmigo misma conociendo mi sexualidad liberando traumas y  bloqueos. Esta liberación me ha permitido abrirme a una relación respetuosa y profunda conmigo misma. Así lo expreso en cada masaje que doy. He podido comprobar que cuando hago mi sadhana diariamente noto más flexibilidad en todo mi cuerpo, estoy más positiva en todo a lo largo del día y tengo esa paz interior que me costaba encontrar. Me siento mucho más activa y poco a poco voy perfeccionando mis prácticas de tantra con más facilidad. Además, he notado una mejora de mi salud física y mental, mejorando la concentración, un aspecto que es imprescindible cuando doy el masaje tantra. Cada masaje es distinto y la concentración me ayuda a adaptarme a la persona que recibe para guiarle en su proceso personal. En definitiva, ha habido un antes y un después de ‘descubrir’ el Tantra, aprendiendo herramientas muy importantes para el día a día, para mi vida y para seguir evolucionando, que es lo que queremos todos.

Algo maravilloso y tremendamente hermoso que he aprendido en los talleres de masaje tántrico ha sido el masaje de Lingam para hombres. El masaje lingam se da al finalizar la sesión, es la última parte del masaje erótico. El objetivo no está en el orgasmo ni eyaculación, sino su sanación sexual y crecimiento personal. Sus beneficios son varios, ayuda a controlar la eyaculación precoz, miedos e inseguridades. Esta terapia es fundamental para la práctica del Tantra.

Si quieres descubrir todo lo que tu cuerpo puedes sentir, visita mi página de masajes eróticos y tántricos para ver cuál te gusta más

También puede gustarte...